Quinta Ola y seguimos porqué nos toca

Hace tiempo que no hablábamos sobre esta enfermedad que parece que no se va. Han saltado todas las alarmas. Uno ve la tele y lee las noticias, y todos los medios de comunicación nos mandan sus mensajes ante esta nueva Alarma.

Todos con el mismo guion, empiezan con el botellón, nos hablan sobre la incidencia acumulada que se dispara, aunque bien es cierto que en los hospitales la carga de momento no es alta, y los fallecidos muy pocos, si comparábamos con meses anteriores. Luego pasan a los pinchazos, y de seguido alguna que otra noticia sensacionalista y magnificada para despistar.

También hay que decir que una buena parte de la población esta inmunizada, y aun así parece que pueden seguir enfermando y contagiando a otras personas, pero de momento no se está traduciendo en decesos y hospitalizaciones graves como figura en los datos estadísticos publicados por el Gobierno de Cantabria.

Aunque la información hoy parece que es unidireccional y las cifras se basan en la cantidad de pruebas de diagnostico que hacen, unos días deben ser más y otros menos, por eso no sabemos muchos muy bien a lo que atenernos.

En Ampuero, la incidencia de casos acumulados desde que empezó esta crisis, es de 167 personas infectadas, de un padrón de más de 4000 personas aproximadamente, y tristemente 5 fallecidos y por otro lado buena noticia, pues no son muchos tras los acontecimientos vividos y los temores que muchos teníamos, al principio de todo.

Ahora parece que la población de niños y menores, son el vector más importante de riesgo, y según algunos virólogos se debería pincharles cuanto antes, otros no piensan lo mismo. Y hace unos meses no lo eran. De hecho países como Inglaterra y Suecia por ejemplo han decidido todo lo contrario.

En estos países han decidido encarar esta enfermedad de otra manera, ahora que la población de riesgo tiene administrado el producto inmunizador. Piensan que se ha de convivir con la enfermedad al igual que convivimos con un catarro.

Que científicos son más científicos, los suecos, los ingleses o los franceses. En todo esto seguramente subyacen intereses que no son difíciles de analizar, pero sí problemáticos de contar. Dicen que hoy cuando escribes algo inconscientemente te autocensuras, por lo que ves a tu alrededor.

Lo cierto es que esta enfermedad ha venido para quedarse, y la población se tendrá que seguir pinchando, sobre todo aquella de riesgo que pueda tener sus defensas bajas para este tipo de enemigo, al igual que con la gripe pasa hoy.

Se culpa únicamente a la población, y ellos los que toman las decisiones, después de casi 2 años privándonos de nuestras libertades y forma de vivir, arruinando familias y negocios, ni tan siquiera se plantean si ellos han hecho algo mal.

En las farmacias no puedes obtener un Test de Antígenos para hacerlo en tu casa, como en otros países, opción ideal para aquellos que aún no estén inmunizados o sí, y quieran saber si son portadores de este mal y tomar precauciones. Sumaríamos un punto más para la prevención.

Que es lo que se busca entonces, la prevención o pinchar a toda la población, es una gran cuestión, y sobre todo pensar si será la solución. Como vemos hay otros países y dirigentes con otras estrategias. Por eso da miedo todo lo que está pasando, quizás más que la propia enfermedad.

A.V.A.  (No sabemos nada, solo cerramos los ojos y atravesamos la niebla, todos y con el debido respeto los unos hacia los otros.)