Qué se va a hacer en la Calle Mayor.

Menuda encrucijada, o al menos así debería llamarse esta calle, céntrica y que forma parte del conjunto histórico de Ampuero aunque las señales no lo indiquen.

Tema de polémica y controversia desde hace ya décadas, cuando el tránsito rodado por coches y grandes vehículos empezaron a transitar por ella, seguramente en la época de los carruajes no experimentaron grandes problemas.

Y quién iba a pensar cuando aquello, en lo que se ha convertido el mundo hoy. Por eso muchos pueblos toman decisiones para ir adaptando sus cascos históricos a esta nueva realidad.

Esta calle como siempre hemos reivindicado, es peligrosa, y quizás por eso no sea lo comercial que desearíamos. Lo que han decidido en el último pleno es tomar cartas en el asunto, y esta vez no les quedaba otra pues era condición de AES Ampuero que se llevaría a cabo, a cambio de su apoyo al PSOE Ampuero en sus presupuestos.

Aunque queda por ver si la decisión que se ha tomado será la más acertada y contará con un exhaustivo estudio por parte de los expertos. Pero según lo que hemos entendido seguirá siendo de un doble carril para circulación en ambos sentidos, como ahora.

Se plantea una rectificación de aceras, pero no cambiará mucho su ancho a lo largo del recorrido. Y el tramo seguirá siendo de 2 carriles para uso compartido de vehículos a motor y ciclistas. Pues también hay un carril bici.

No sabemos el resultado final y cómo quedará, pero para muchos vecinos, la solución era otra, la de un solo carril regulado por semáforos como han hecho en Limpias, Laredo y otros sitios. Y así lo entendimos desde un principio.

Desconocemos porqué aquí no se puede llevar a cabo. Lo que si podemos predecir es que la calzada seguirá siendo un peligro en base al proyecto explicado en el pasado pleno, aunque quizás guarde relación con el artículo publicado anteriormente sobre el Puente.

Esperamos que lo que se haga, aporte más seguridad, que sirva para potenciar el comercio, y ensalzar una calzada en un casco histórico, sobre la que no se había tomado ninguna medida. Y quizás el dinero que costará nos aporte los beneficios esperados.

A.V.A. (Para la gente es más fácil perdonar a los demás por haberse equivocado que por tener razón.)