Los Locos años 20

En esos años después de las penurias que la humanidad había vivido, parecía que una pandemia brutal, y la primera guerra mundial, se daban por finalizadas o al menos querían ser olvidadas.

El desenfreno era notorio y las ganas de la gente por recobrar sus vidas dieron lugar a lo que se conoce como los locos años 20.

El día de ayer en Ampuero, resultó ser un día festivo, aunque no oficial, y la gente pudo disfrutar de verbenas, actos taurinos, pasacalles, y unos cuantos actos más dentro de la agenda no litúrgica que había preparado el Ayuntamiento.

Fueron muchas las personas que vinieron de fuera, a pesar de las advertencias, aunque quizás éstas no fueron muy concretas, y más bien jugaban al despiste.

Así se veía en la cantidad de coches que estaban estacionados donde podían desde primeras horas de la mañana. Diversión seguro que hubo, pues el tránsito de vehículos y personas, no terminó hasta pasadas más de las 5 de la madrugada.

Lo cual puede indicar varias cosas, que entramos en una nueva era, que las personas necesitan vivir y divertirse, no solo trabajar y estudiar, necesitan relacionarse, emparejarse, discutir, besar, abrazar, bailar, gritar…

No solo hablamos de Jóvenes, aquí estaban de todas las edades, desde niños a bien mayores. Lo ilustramos con este montaje, ya que nosotros no tomamos ninguna foto, y además en estos tiempos no proceden, otros años atrás, estaban los muros llenos de fotos de celebración.

El porqué lo hacen cuando otros creen que no deben hacerlo, no es sorprendente en base a lo relatado, estamos en los años 20, la gente quiere olvidar, y tampoco deben temer mucho a la pandemia que parece que no acabará nunca.

Gana terreno la teoría de que los años post-coronavirus serán similares a los “desenfrenados 20”. Este optimista pronóstico, de “un mundo feliz”,

El Facebook propio del Ayuntamiento se convirtió en una promoción constante de estos actos, no sabemos si para atraer la atención de la gente, o para publicitarse como casi siempre hacen.

Seguro que se podía haber organizado y comunicado de otra manera, pero es lo que hay, y no se puede pedir peras al olmo. Y tampoco hay que buscar responsables en quienes han venido a celebrar unas Fiestas, que hasta el mismo día 4, nadie sabía que eran declaradas NO Fiestas, hasta ese día, que se puso un bando por las paredes del pueblo, y en ningún momento se ha publicado en la propia página del Ayuntamiento en Facebook.

Por otro lado no sabemos quién es el personal designado para administrar la página Facebook oficial del Ayuntamiento de Ampuero, y quién decide lo que se publica. Quizás estemos en la misma situación que en la anterior legislatura, respecto a estos temas y el uso que se hace de estas herramientas públicas.

Hoy seguimos de Batukada, y mañana vuelta al cole, ayer hablamos sobre la problemática que había en el instituto y a día de hoy la cosa sigue igual sobre el terreno para aparcamiento.

Ir arriba