Las Piscinas Municipales Cerradas.

A veces podemos pensar que hay situaciones en las que nada se puede hacer. ¿O sí?, el pasado día el Equipo de Gobierno de Ampuero comunicaba a sus vecinos que este año no habría piscina municipal y permanecería cerrada debido al COVID.

Se ha decidido priorizar la seguridad de los vecinos debido a sus dimensiones tanto de la piscina como de las zonas verdes. Aludiendo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Algo que a muchos vecinos ha indignado, choca bastante que se haya tomado esta decisión, cuando en otras localidades se ha optado por abrir estos recintos tan necesarios sobre todo después del confinamiento al que hemos sido sometidos. Invirtiendo para que ello sea posible.

Falta de voluntad y de inversión, o lo que es lo mismo, no se quiere gastar dinero por parte de este equipo de Gobierno para dotar a estas instalaciones y zonas aledañas de las medidas de seguridad necesarias para el divertimento y ocio de sus vecinos, en esta situación.

Ahora será cuestión de que la gente acuda al río a darse un chapuzón. Pero asumiendo bajo su propia responsabilidad cualquier riesgo, cosa que va a suceder. El Ayuntamiento debería contratar socorristas, y vigilantes para garantizar el aforo en la zona de la Presa y la seguridad para los que se quieran bañar en el río. Así como hacer una limpieza del Río y sus accesos. ¿O quizás también se impondrá la prohibición de acceso al mismo?

La zona de la presa está sin segar y las hierbas crecen a su libre albedrío, ya uno no sabe lo que se puede encontrar entre tanta maleza, lo mismo te sale un Jabalí, que te pica una serpiente.

Hemos visto como algunos vecinos, se están ocupando de acondicionar cosas que son competencia del Ayuntamiento. El otro día sin ir más lejos, azada en mano, una señora de avanzada edad limpiaba la zona de bancos en La Presa.

Mencionar también que el acceso por la carretera hacia la presa, más se parece a un París Dakar debido a las obras interminables que se están realizando en ella. Y el riesgo que esto produce en los vecinos que tienen que respirar el polvo constantemente, con el tránsito de los coches.

También vemos como en terrazas de bares y otros establecimientos la apertura si se ha podido llevar a cabo, con una mayor inversión de los propios comerciantes y hosteleros para garantizar nuestra seguridad. Aunque aquí tampoco el Equipo de Gobierno ha proporcionado ninguna ayuda ni apoyo, según nos comentan.

Es una cuestión de falta de voluntad y planificación. Se podría controlar el aforo, contratar más personal, establecer un sistema de turnos y tiempos, alquilar y acondicionar terrenos aledaños, no utilizar las duchas de los vestuarios, siendo preferible ducharse en casa, etc. No son espacios cerrados y si se mantienen unas normas básicas el riesgo de trasmisión se reduce bastante, comentan algunos vecinos.

Las Fiestas probablemente en breve comunicarán que quedan suspendidas, y sabremos a que se va a destinar el dinero destinado a la celebración de las mismas.

Este verano toca playa, en Laredo hay una muy grande, y está abierta, con sus socorristas y agentes de seguridad para que vaya todo bien.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta el uso de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies