Frida me robó la Zapatilla y ayer fue la Virgen Niña

Un relato simple, pero que aclara mucho las situaciones que vivimos a veces, y cuánto echamos en falta aquellas cosas sencillas y normales que nos hacen sentir mejor.

Esas cosas a las que estamos acostumbrados que en cierta manera nos llenan la vida, nos proporcionan comodidad, pues es lo que conocemos y usamos, y desde luego nos aportan felicidad.

Sí hoy Frida me robó la zapatilla, pero su dueña se encargó de que la pudiera recuperar, un saludo desde aquí para ella. Y al mismo tiempo despertó una inquietud en mi pensamiento que hoy servirá para llenar algunas líneas.

Muchos vecinos estamos sintiendo esa sensación todos los días, meses y ya va para años, no hemos podido disfrutar de nuestras Fiestas otro año más. En base a medidas o evidencias que nos formulan una y otra vez, y poco o mal se ha preparado lo que se hubiera podido hacer.

Medidas muchas veces incoherentes o mal explicadas, y qué al ciudadano le hacen dudar, a este ciudadano que culpan por divertirse sin control, por buscar el ocio fuera de las pautas establecidas, simplemente por querer vivir.

Casi dos años ya, un buen número con la inyección o inyecciones, seguimos con la mascarilla, y tomando todas las precauciones, cuanto menos es para preguntarse, ¿y ésto cuándo acaba?.

Como digo encontré la zapatilla rápidamente, y ayer a buen seguro muchos a pesar de no verla también encontrasteis de nuevo a la Virgen Niña.

Virgen Niña sin salir otro año más

Y al igual que la dueña de Frida se preocupó por que recuperara mi comodidad y mi zapatilla, es de esperar que nuestros gobernantes algún día piensen en esta situación y vayamos más hacia el razonamiento, basándonos en hechos y datos reales.

Este recorte de libertades cada vez se parece más a un modelo oriental, tal y como así lo dice el tribunal constitucional. El segundo estado de alarma también fue inconstitucional contaban hoy en ABC.

Todos mis respetos por la ilustración, si alguno os sentís ofendido, os aseguro que yo a la Virgen Niña la llevo siempre en mi corazón, al igual que a la Virgen de la Bien Aparecida, pero es una forma gráfica de representar esta triste situación, que parece no terminar, y produce un gran desasosiego en la sociedad.

Este artículo figura en la sección de noticias, lo que nos gustaría a algunos sería dar otra, pero la noticia este año vuelve a ser, que la Virgen Niña, no salió, y al igual que como nos sentimos muchos, parece estar encarcelada.

Ir arriba