El civismo y si las luces nos iluminaran.

O decir: sí las luces nos iluminarán, son las mismas palabras, la misma frase, y un sentido diferente lo último es una afirmación, y lo primero un deseo. ¿Nos hacen falta más luces?, creemos que sí, y además en todos los sentidos.

Se ha hecho un contrato de larga duración (más de una década) para que una empresa acometa el alumbrado físico del pueblo y a algunos no parece gustarles la iluminación que tiene por el momento.

Algunos vecinos también denuncian el estado lamentable en que se encuentra el pueblo. Vemos fotos en las redes sociales, que así demuestran el estado, como lo llevamos haciendo nosotros hace tiempo, con el fin de mejorar.

Esta que acompañamos en el artículo, es de hace unos días, y tiene que ver con el civismo de cada uno, o en este caso vete tú a saber, pero mudó como una crisálida y hay dejó sus restos.

Está claro que esto es cosa de todos, pero también desde el sentido común, por una parte está el civismo y por otra la educación y la inversión.

Pues después lees los comentarios de algunos y, se te cae el alma a los pies, que manera de culpar a todo el mundo menos a quien con los impuestos que se pagan por agua, basura, alcantarillado, ibi, iva y venía, debería mejorar estas cosas.

Ya sea un problema de educación, presupuesto, o de luces. Pero es insalubre, y da una muy mala imagen, por la noche dicen que se ve menos, será por el alumbrado.

Aunque ni por el día se pueden tapar otras cosas que como hemos comentado en anteriores artículos siguen su declive como la erosión en una piedra abandonada en un desierto.

Esto no es de ahora, y o se toman cartas en el asunto, o es inevitable que pasen estas cosas, que en realidad son un grano de arena, comparado con el panorama que se nos presenta.

Hoy la capacidad está en la gente, el pueblo, y en su capacidad para actuar a través de asociaciones haciendo reivindicaciones constantes y vigilando de cerca, para que los gestores que pagamos todos hagan su trabajo. Algunos ya lo estamos intentando.

Aunque hacer esta afirmación se antoja hoy en día imposible, más en nuestro municipio, visto desde nuestra perspectiva, y con lo que estamos viviendo a nivel global. A muchos cada vez más les invade la sospecha, la angustia, el miedo, como si todo tuviera un propósito, y muchos ni tan siguiera vemos la luz al final del túnel.

En breve algunos irán con la estrella por la calle como los judíos. Dios nos libre de los falsos profetas. No aprendemos de nuestra Historia y el mundo no ha cambiado nada.

(A.V.A.) Poncio Pilato, preguntó ¿a quién queréis perdonar, al delincuente o a quien dice saber la verdad?, y la gente respondió a Barrabás. ¿Quién era el delincuente?